El Tesoro español ha colocado un total de 4228 millones de euros - por encima del rango de 3000-4000 millones estimado- en obligaciones a dos, seis y diez años. El tipo marginal de las obligaciones a diez años ha sido el 5,22%; el de las obligaciones a 6 y 7 años ha sido el 4,29% y del 2,57% en los de dos años.
 

El Tesoro español colocó finalmente 4,228  millones de euros, superando el rango de colocación estimado por el organismo.  José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España reconoce que  "la subasta ha resultado con elevada demanda absoluta y relativa en el 2 años. Peor en los tramos más largos, incluso comparándola con la subasta anterior en el 6 años. Lo llamativo ha sido que la rentabilidad marginal en el plazo más corto ha resultado incluso por debajo de secundario. Refleja la escasa profundidad del secundario en estos momentos. Realmente, el mercado de deuda son los primarios en estos momentos"-.

La referencia a 2 años se saldó con una rentabilidad media del 2,54% y un ratio de cobertura de 3,7x. La subasta del bono a 6 años resultó en una rentabilidad media del 4,275 % y un ratio de cobertura de 2,5x  en tanto quela de bono a diez años quedó fijada en el 5,22% y ratio de cobertura de 1,6x (5,16% estimada y 5,21% cotizado en el mercado secundario)

Tras el resultado, la prima de riesgo volvía a situarse por debajo de 360 p.b. y el Ibex reducía su pérdida (-1,2%).