El Tesoro español ha adjudicado 2.517 millones en su última subasta de bonos a 3 años, con una rentabilidad del 2,66%, frente al 2,15% de la anterior operación. Las peticiones ascendieron a 4.655 millones.