La entidad supervisora holandesa ha pedido más información a ABN Amro sobre la oferta de Santander, Fortis y Royal Bank of Scotland (RBS) sobre la entidad y sobre su filial estadounidense LaSalle Bank. Una oferta que, según el consorcio, no esta sujeta a condición financiera alguna ni a desinversiones del banco en ningún negocio.
ABN ha señalado que no ha tenido más conversaciones con el consorcio del que forma parte el Santander desde el pasado 6 de mayo, y ha afirmado que su decisión de rechazar la oferta de los tres bancos sobre LaSalle fue determinada por que ésta "no era superior al acuerdo alcanzado con Bank of America". El banco holandés ha señalado también que ha fundamentado su rechazo en el hecho de que la oferta del consorcio estaba condicionada a la aceptación de la oferta que también ha efectuado por la totalidad de ABN, de la que desconocen "varias condiciones" y existen "compromisos inciertos". En este sentido, ABN ha afirmado que desconocen aspectos "fundamentales" de la oferta del consorcio, como los referidos a la financiación, notificaciones regulatorias necesarias, compensaciones fiscales, aprobación de los accionistas e información pro forma del impacto de la operación de cada uno de los oferentes. OFERTA NO CONDICIONADA. El banco holandés también ha hecho pública diversa información remitida por los tres bancos a ABN donde se especifican algunas condiciones de la oferta. En concreto, el consorcio puntualiza a ABN en una carta del 5 de mayo que su oferta "no esta sujeta a condición financiera alguna ni a desinversiones del banco en ningún negocio".