La Corporación Federal de Garantía de Depósitos (FDIC) se ha visto obligada a intervenir siete nuevas entidades bancarias, seis de ellas en el estado de Illinois, lo que eleva la cifra de bancos quebrados en lo que va de año a 52 entidades, más del doble que en el conjunto de 2008 y la cifra más alta desde 1992. Según la información proporcionada por el supervisor bancario de EEUU, los bancos intervenidos contaban con activos por valor de 1.485 millones de dólares (1.064 millones de euros) y depósitos por importe de 1.340 millones de dólares (957 millones de euros). Asimismo, el coste para FDIC alcanzará los 314,3 millones de dólares (224,5 millones de euros).