La Comisión bancaria, financiera y de seguros belga (CBFA, en sus siglas en francés) aseguró hoy que ninguno de los grandes bancos belgas, incluido Fortis, tiene problemas de solvencia ni de liquidez como consecuencia de la crisis de crédito. Durante la presentación de su informe anual, el presidente del supervisor bancario belga, Jean-Paul Servais, explicó que la CBFA “no puede oponerse a la decisión voluntaria de una entidad de reforzar sus fondos propios, mucho más allá de las exigencias reglamentarias”, según recoge la agencia Belga. El grupo bancario y de seguros belga-holandés anunció ayer una ampliación de capital inmediata de 1.500 millones -que fue completada el mismo día- y la anulación del dividendo intermedio que debería abonar este año, entre otras medidas para mejorar su solvencia.