El sucesor de Joaquín Almunia en la cartera de Asuntos Económicos de la Comisión Europea, Olli Rehn, dijo hoy que las medidas de estímulo fiscal todavía son necesarias para combatir el aumento del paro, pero alertó de que en un "futuro próximo" será necesario "mucho rigor" para reequilibrar las cuentas públicas. "Mi principal objetivo será relanzar el crecimiento y aumentar el empleo en Europa", dijo Rehn, hasta ahora comisario de Ampliación, durante la audiencia celebrada ante la Eurocámara para examinar su idoneidad para el nuevo cargo.