ACS Hochtief, la constructora alemana controlada por la española ACS, decidirá en noviembre la posible salida a bolsa de su negocio de concesiones. El importe de la operación, según fuentes citadas por Reuters, se situaría algo por debajo de los 1.000 millones de euros.