El indicador ISM del sector servicios de EEUU se situó en febrero en los 53 puntos, frente a los 50,5 enteros del mes anterior, según informó el Instituto de Gestión de la Oferta, por lo que el dato se consolida por encima del nivel de los 50 puntos, que marca la frontera entre la expansión o la corrección del sector. Por otro lado, la consultora ADP informó de que el sector privado de la economía estadounidense destruyó 20.000 puestos de trabajo en febrero, frente a los 60.000 despidos registrados en enero y en línea con las previsiones del mercado.