El sector privado de Alemania se contrajo en febrero a su mayor ritmo en más de una década tras un importante descenso de los nuevos negocios. Según el indicador compuesto Markit PMI de genentes de compra bajó hasta 36,3 puntos, desde los 38 de enero, es decir el nivel más bajo de su historia.