El secretario general de la OPEP, Abdullah al-Badri, apela a calma ante los elevados precios del crudo, según Reuters. Y -ha añadido que- no hay déficit de oferta. Por otro lado, respalda una reunión entre consumidores y productores.