El metal precioso sigue siendo una buena oportunidad de inversión, según los analistas de Deutsche Bank. Desde la firma alemana auguran que la cotización del oro podría alcanzar en 2010 los 1.100 dólares, por encima de su récord histórico de 2008, y por encima de los 1.005 dólares con los que cotiza en la actualidad.