El primer ministro británico, Gordon Brown, anunció el viernes una remodelación de su gabinete ministerial, tras admitir que su gobierno enfrenta un momento complicado.  Brown confirmó que Alistair Darling mantendrá su cargo de ministro de Economía y negó que hubiera querido sustituirle. El jueves, el ministro de Trabajo y Pensiones, James Purnell, dimitió e instó a Brown a hacer lo propio.