Ferdinand Piech, presidente del consejo de supervisión de Volkswagen, ha dicho que los planes del grupo italiano Fiat para crear una alianza automovilística mundial con Chrysler  y las operaciones europeas de General Motors no afectarán al intento de la compañía alemana por liderar el sector. "¿Acaso cree que con unos cuantos (corredores) maltrechos logrará un récord mundial?", dijo Piech tras un evento para lanzar el nuevo modelo Polo de VW. Piech agregó que aunque se materializaran los planes de una nueva alianza automovilística mundial, ésta "seguiría estando gestionada por contables" y agregó que las diferencias de cultura empresarial suponen también un gran obstáculo para la alianza. Añadió que si las empresas de automóviles "sólo se centran en los precios y la rentabilidad, los productos acaban siendo menos buenos".