El recién destituido presidente del Banco Central de Argentina, Martín Redrado, ha aclarado este viernes que no renunciará a su cargo, pese al decreto emitido por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ordenando su destitución por negarse a entregar 6.569 millones de dólares (4.540 millones de euros) de las reservas para pagar los vencimientos de deuda de este año.