El presidente del grupo automotriz alemán Volkswagen, Martin Winterkorn, advirtió hoy que en 2009 "no será posible alcanzar el alto nivel de beneficios de años precedentes" debido al declive de las ventas y al aumento de los costes de refinanciación. "Las perspectivas para 2009 siguen siendo muy inciertas y entrañan riesgos considerables", dijo Winterkorn en una rueda de prensa, en la que detalló los resultados del grupo correspondientes al 2008 y expuso sus pronósticos para 2009. Agregó que la situación en el mercado es "altamente volátil", de ahí "la imposibilidad de realizar previsiones para este año fiscal". "Tenemos ante nosotros un año muy difícil", subrayó Wirterkorn, quien, sin embargo, se mostró confiado en que el grupo, el mayor fabricante de automóviles de Europa, saldrá fortalecido de la fase actual. "Seguimos en primera línea y con el depósito lleno", dijo Wirterkorn, y agregó que la baza del grupo será su oferta, cada vez más amplia y más renovada.