El presidente de CajaCanarias, Álvaro Arvelo, considera que una fusión con La Caja de Canarias "no sería ni bueno ni favorable" para garantizar el futuro de ambas entidades ante las amenazas que sobrevuelan el sector financiero, un futuro que, en su opinión, es en estos momentos "muy complicado", de ahí que haya hecho hincapié en que "a lo mejor conviene" que los dos ejes continúen paralelamente como hasta ahora. El máximo responsable de la entidad de ahorro apuntó que, como consecuencia de la alianza que se ha establecido con Caja Navarra, "lo que conviene a CajaCanarias es llegar a acuerdos con otras entidades", una iniciativa que recomendó seguir a la otra entidad de la región al entender que es "bueno" para Canarias porque "habría dos ejes financieros paralelos en el archipiélago".