Francisco González, presidente de BBVA, ha dicho en la junta de accionistas que España debe abordar problemas de endeudamiento para no perder credibilidad. Además, el alto cargo considera que la salida de la crisis se hace más difícil debido al déficit público insostenible y el deterioro del sistema financiero.