El litro de gasolina de 95 octanos continúa su senda alcista y se encareció la última semana el 1,44 por ciento hasta los 0,983 euros, el precio más alto que marca este carburante desde noviembre pasado, cuando se vendía a 0,990 euros. Por su parte, el precio del gasóleo también experimenta subidas y cerró la pasada semana con un incrementó del 1,04 por ciento hasta los 0,877 euros, el precio más caro desde la semana del pasado 19 de enero, cuando alcanzaba los 0,881, según ha difundido hoy el último Boletín Petrolero de la UE. En lo que va de año, el precio de venta al público de la gasolina de 95 octanos ha registrado un incremento del 19,15 por ciento, mientras que en el caso del gasóleo ha sido del 4,90 por ciento. Sin embargo, con respecto a la misma semana de un año antes el precio de la gasolina y del gasóleo se ha reducido el 19,95 y el 32,95 por ciento, respectivamente.