Los analistas siguen pendientes de un dibujo digno del mismo Dalí. Un escenario peligroso, lejos de figuras clásicas y con más trampas que pistas que dejan opiniones de todos los gustos y colores en lo que se ha convertido una autentica quimera: encontrar referencias técnicas fiables que no rompan nuestras expectativas con cada ligero rumor que se mueva en los mentideros del mercado.

Las referencias técnicas parecen mantequilla caliente en manos de las cuchillas de los mercados que hacen y deshacen resistencias y soportes con la misma velocidad que la rumorología salva y hunde a Grecia en la quiebra. “El Ibex 35 no para de dar bandazos, ¡¡peligroso!!”, advierte Patricia Mata, analista de CMC Markets.



Y es que las contradicciones son constantes, las previsiones alarmantes y los niveles que manejan los principales índices europeos sospechosos a pesar de que se disfracen de rebote. Roberto Moro, analista de aptanegocios.com, señala que, de hecho, no se ha sobrepasado ninguna de las resistencias importantes; ni siquiera se ha rellenado el hueco bajista que el selectivo español, en un acto de grata amabilidad, nos regaló en la zona de los 8.460 puntos.

Además la ruptura de la directriz bajista que nos traía desde los 10.220 puntos es, según señala el experto de aptanegocios.com, una nueva señal en falso.

Con algunos matices, los expertos señalan la zona de los 8.000 puntos como el primer muro serio de contención, si bien es cierto que la marea ya se ha movido por debajo de dichos niveles en muchas ocasiones, poniendo los marcapasos de muchos inversores a trabajar a pleno rendimiento.

Y con este dibujo enmarcado entre los 8.000 puntos y los 8.460 debemos manejarnos mientras el mercados sigue dándose de bruces contra el mentidero con sede en Bruselas. Si bien, deberíamos fijar algún detalle para no dejar el cuadro en un mero retablo de brocha gorda.

Víctor Pérez, analista de Ideas de Trading, sube un poco el listón y deja la zona del comienzo del rappel en los 8.105 puntos, poco más de 100 puntos desde el cierre de ayer y un suelo posible de esa ruptura en la zona de los 7.505 puntos. Una caída de infarto no hay duda.



Es esa zona, la de los 8.140 puntos la que mantiene activo un escenario alcista que podría llevarnos hasta los 8.800 puntos, un nivel aún lejano pero posible según la opinión de Ana Rafels, socia directora de Bolsacash.