La economía francesa se expandió un 0,9% en los tres primeros meses del año, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística de Francia (Insee).

Sin embargo, el Instituto Nacional de Estadística de Francia ha rebajado una décima su anterior estimación del PIB francés.

El Insee precisó que esta corrección a la baja del dato del primer trimestre se debe a la revisión de algunos indicadores macroeconómicos, en particular los referidos al consumo de los hogares y a la producción.

No obstante, el dato del Producto Interior Bruto (PIB) correspondiente al primer trimestre del año supone una notable aceleración respecto a los tres últimos meses de 2010, cuando la economía gala creció un 0,3%.