El Producto Interior Bruto (PIB) francés se contrajo un 1,1% en el último trimestre de 2008, según los datos publicados hoy por el Instituto nacional de estadísticas y estudios económicos (Insee). Mientras, el gasto en consumo de los hogares franceses aumentó ligeramente, un 0,3 % tras haber subido el 0,1 % en el tercer trimestre de 2008.  La creación bruta de capital fijo se ha frenado fuertemente (-1,4%, tras el -0,2 % registrado en el anterior trimestre) y se ha producido una clara inflexión en la creación de este tipo de capital en las empresas no financieras, que ha caído un 2% después de haber registrado un crecimiento nulo en el tercer trimestre. También se hunden las exportaciones, que han experimentado un descenso del 3,5 %, tras registrar un aumento del 0,9 % en el tercer trimestre.