El Banco de Francia estima que el Producto Interior Bruto (PIB) del país crecerá un 0,5% en el primer trimestre de 2010, según el índice mensual de la actividad empresarial (MBA), informa la institución en un comunicado.
La entidad publica hoy que el indicador de confianza empresarial en la industria creció dos puntos en enero con respecto a diciembre, hasta situarse en 104 puntos en el primer mes del año. Por su parte, el indicador de confianza empresarial en el sector servicios se situó en 89 puntos en enero, después de los 88 puntos de diciembre.

Más concretamente, la actividad industrial se recuperó en general en todo el sector, pero especialmente en los bienes intermedios y en el sector del automóvil, y se espera que siga aumentando ligeramente en el corto plazo. Asimismo, la institución apunta que la tasa de utilización de la capacidad se incrementó en un punto porcentual en relación a diciembre, aunque reconoce que "sigue siendo baja".

Por su parte, los libros de pedidos mejoraron gracias al fuerte flujo de nuevos pedidos, aunque siguen ligeramente por debajo de su tendencia a largo plazo, mientras que los inventarios de bienes finales descendieron ligeramente, pero permanecen cercanos a los niveles habituales.

Por otro lado, la actividad en el sector servicios también continúo creciendo en el mes de enero y se espera que mejore ligeramente en los próximos meses.

Por su parte, el Gobierno francés elevó el pasado 18 de enero su previsión de crecimiento para 2010 hasta el 1,4%, casi el doble que el 0,75% previsto a mediados de septiembre, cuando comenzaron a elaborarse los presupuestos del Ejecutivo.