Los datos ofrecidos por el boletín mensual del Banco de España muestran que el Producto Interior Bruto ha caído un 0,1% entre abril y junio. 

De confirmarse estos datos, “todavía incompletos” según el Banco de España, la caída en este período habría sido menor que la del trimestre anterior, cuantificada en un 0,5%. 

"Durante el segundo trimestre de 2013, la economía española moderó significativamente el ritmo de contracción de la actividad, por segundo trimestre consecutivo, tras el pronunciado descenso que experimentó en los meses finales de 2012", según señala el informe. 

Sobre la demanda interna, el Banco de España señala que "suavizó muy ligeramente su pauta de disminución (–0,6%, frente a un –0,7% tres meses antes), en un contexto en el que el gasto de los hogares y de las empresas siguió estando influido por unas condiciones financieras adversas, la necesidad de continuar avanzando en el desendeudamiento y los efectos directos e indirectos del proceso de consolidación fiscal".