La economía del conjunto de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) registró un crecimiento de ocho décimas en el tercer trimestre respecto a los tres meses anteriores, tras encadenar cuatro trimestres consecutivos con retrocesos en la actividad económica, según informó la institución en un comunicado.
Del conjunto de países que componen la OCDE cuyos datos estaban disponibles, sólo España (-0,3%), Reino Unido (-0,4%), Grecia (-0,3%) y Hungría (-1,8%) continuaron registrando una contracción del PIB en el tercer trimestre del año.

De este modo, la economía de los países del G7 creció siete décimas respecto al trimestre anterior, liderada por la expansión del 1,2% de Japón, del 0,9% de EEUU, así como por el crecimiento del 0,7% de Alemania y del 0,6% de Italia.

Por su parte, el PIB de la zona euro registró un alza de cuatro décimas respecto al trimestre anterior, mientras que la economía de la Unión Europea (UE) creció dos décimas.

No obstante, en términos interanuales el PIB de la OCDE registró un retroceso del 3,3%. En la contracción de la actividad respecto al tercer trimestre del año pasado pesa especialmente la caída del 4,1% de la eurozona, responsable del 1,1% de la caída, así como el retroceso del 2,3% de EEUU, que asume ocho décimas de la contracción del PIB de la organización. En el caso de España la contracción interanual del PIB fue del 4%.