El número de parados en España al finalizar agosto ascendió hasta las 4.625.634 personas, tras subir en el mes en 38.179 desempleados, lo que supone un aumento porcentual del 0,83%.

El último incremento del desempleo en agosto pone fin a la racha de descensos de cuatro meses.

Aún así, la subida de agosto, mes en el que suele aumentar el desempleo por el fin de la campaña de verano, es menos pronunciada que la registrada hace un año, cuando el paro aumentó en 51.185 personas. En cambio, en 2009 se registró un incremento de 84.985 desempleados.

El incremento del paro en el mes de agosto es el menor registrado desde el año 2006, cuando aumentó en 28.693 personas, y se sitúa por debajo de la media de los últimos diez años.

Desde agosto de 2011, el desempleo se ha incrementado en 494.707 personas, un 11,98%.

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha señalado que, si bien es cierto que el crecimiento del paro es una mala noticia, debe ponerse en valor que se trata del menor incremento registrado en agosto, tradicionalmente un mes negativo para el empleo, desde el año 2006, pese al actual contexto actual de recesión económica.