El Banco de España prevé que la tasa de paro, que se situó en el 18,8% en 2009, siga incrementándose durante "los primeros meses de 2010" por la progresiva destrucción de empleo y el curso de la población activa, según indica en el 'Informe de Estabilidad Financiera' correspondiente al mes de marzo.
Según argumenta, el deterioro de la actividad económica se prolongó durante la última parte de 2009, aunque de forma más moderada, lo que continuó reflejándose en un aumento del desempleo.