La tasa de paro de la eurozona alcanzó en julio el 9,5%, una décima más que en junio (9,4%), y se situó en su mayor nivel desde mayo de 1999, según informó la oficina comunitaria de estadísticas, Eurostat. En la Europa de los 27, la tasa de paro subió una décima en julio, hasta el 9%, su mayor nivel desde mayo de 2005. En julio de 2008, se situó en el 7%.
España, con una tasa de paro armonizada del 18,5%, sigue liderando la clasificación de los países de la eurozona con mayor desempleo, seguida por Letonia (17,4%) y Lituania (16,7%). En el lado opuesto, los países con menores tasas de desempleo de la zona euro en julio son Países Bajos (3,4%), Austria (4,4%) y Chipre (5,5%).

Según las cifras de Eurostat, 21,7 millones de hombres y mujeres de la Europa ampliada permanecieron desempleados, de los cuales 15,09 millones se registraron en la eurozona. Comparado con los datos de junio, el número de desempleados de la zona euro aumentó en 225.000 personas en los Veintisiete y en 167.000 personas en la zona euro.

Entre julio de 2008 y julio de 2009, la tasa de paro masculina se incrementó 2,4 puntos en la eurozona, hasta el 9,3%, mientras que la tasa de paro femenina aumentó 1,5 puntos, hasta el 9,8%.