La tasa de desempleo en Irlanda subió durante el pasado mes de febrero ocho décimas, hasta situarse en el 10,4 por ciento, la cifra más alta en diez años, informó hoy la Oficina Central de Estadísticas (CSO). En total, 26,576 trabajadores perdieron su empleo durante el pasado mes, lo que fija el número de personas que reciben subsidios de paro en este país en 354.437, un 87 por ciento más que hace doce meses, indicó la CSO. El primer ministro irlandés, Brian Cowen, declaró hoy ante el Parlamento nacional que, si la pérdida de puestos de trabajo continúa a este ritmo, el número de desempleados a finales de año podría llegar "a los 450.000 o más".