El Papa no ha dejado de lado la crisis económica que asola a la economía mundial y ha hecho un llamamiento a la responsabilidad para afrontar la situación.
El Papa Benedicto XVI no ha querido dejar pasar la oportunidad para hacer referencia a uno de los mayores problemas que asola el mundo moderno, la nueva crisis de deuda que está machacando economías y está dejando sin futuro a los jóvenes,

El Papa ha insistido en que si los jóvenes de hoy no encuentran perspectivas de futuro la sociedad actual está equivocada y ha pedido que se promuevan iniciativas para crear empleo.