El precio de la onza de oro al contado subió un 0,4 por ciento en el mercado de Londres, donde cerró a 924,75 dólares frente a los 921 dólares de la jornada anterior.