El oro caía el viernes a menos de 950 dólares la onza, porque el dólar subía frente al euro tras la divulgación de débiles datos económicos en Europa, lo que erosionaba el interés del metal como un activo alternativo. La mayoría de las materias primas cotizadas en dólares han perdido valor ante el fortalecimiento de la divisa estadounidense, debido a que se tornan más caras para los tenedores de otras monedas. El oro al contado bajaba a 943,10/944,10 dólares la onza, frente a los 954 dólares que registró al cierre del mercado estadounidense el jueves.