Philip Manduca, gestor de inversiones de ECU Group, asegura que autoridades han impreso tanto dinero que las subidas en el oro son inevitables. En declaraciones a la CNBC, Manduca ha señalado que el precio del oro se disparará hasta los 2.000 dólares el próximo año y que es la mejor alternativa posible, puesto que tanto en las divisas como en las acciones existe riesgo político y corporativo. La onza de oro cotiza en 937 dólares.