Los principales índices de acciones en Estados Unidos cerraron el lunes con fuertes alzas, ayudados por un sólido informe sobre el sector inmobiliario. El Promedio Industrial Dow Jones avanzó 133 puntos, o el 1,3%, a 10.451, su nivel de cierre más alto del 2009. En total, 28 de los 30 componentes del Dow subían.
A esto se sumaron las declaraciones de un alto funcionario de la Reserva Federal, las que alimentaron las especulaciones de que las tasas de interés permanecerán bajas por un período aún mayor que el anticipado.

Las acciones del sector de la energía tuvieron un desempeño positivo pese a que el petróleo cedió sus alzas tempranas y finalizó el día sólo con un leve repunte. El dólar, por su parte, se debilitaba y los títulos del Tesoro se cotizaban con leves bajas, un reflejo del menor apetito de los inversionistas por los activos más seguros.

Sin embargo, el oro estableció durante la sesión un nuevo precio récord, de US$1.174 por onza.

El Índice Compuesto Nasdaq trepó 30 puntos, o el 1,4%, a 2.176 y el índice Standard & Poor's 500 ganó 15, o el 1,4%, a 1.106.

La sesión del lunes observó el regreso a los mercados financieros de dinero que ganaba bajos intereses.

"Es difícil luchar contra la ola de liquidez que se abre en este mercado cualquier día en que el dólar se debilita", dijo Art Hogan, analista de Jefferies & Co. "La semana pasada vimos las cosas ir un poco en la otra dirección, pero ahora estas compuertas se han vuelto a abrir".

Las ventas de viviendas usadas en Estados Unidos aumentaron en octubre mucho más de lo esperado por el mercado, después que un significativo crédito tributario para quienes compran una vivienda por primera vez contrarrestara los temores generados por el desempleo.

Las ventas de viviendas usadas ascendieron un 10,1% a una tasa anual de 6,10 millones, informó el lunes la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios, o NAR por su sigla en inglés. Wall Street esperaba un incremento del 2,3%.

En tanto, el presidente del Banco de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, afirmó el domingo que Estados Unidos debería seguir comprando valores respaldados por hipotecas después del primer trimestre de 2010, cuando las compras de activos deberían concluir. Esto llevó a los inversionistas a comprar activos de mayor riesgo.

Las afirmaciones de Bullard contrastan claramente con las formuladas la semana pasada por el Banco Central Europeo, lo que ayudó a fortalecer la opinión de que Estados Unidos se rezagará frente a otras economías a la hora de elevar las tasas de interés y retirar la enorme liquidez inyectada en los mercados para estimular el crecimiento.

El contrato del crudo dulce ligero para entrega en diciembre cerró con un alza de 8 centavos, o un 0,1%, a 77,56 dólares el barril en la New York Mercantile Exchange. Pese a ello, Exxon Mobil y Chevron subieron alrededor del 2%.

Las acciones de LDK Solar subieron el 6,7% a 8,55 dólares después que la fabricante china de módulos y obleas solares anunciara una sorpresiva ganancia para el tercer trimestre.

Deere ascendió el 2% a 51,85 dólares. Morgan Stanley mejoró la recomendación para la acción de "igual ponderación" a "ponderación superior".