Si los resultados empresariales del tercer trimestre dejan a alguna compañía triunfadora en esa es Siemens Gamesa. La fabricante de aerogeneradores cayó en 2017 en el Ibex 35 un 27,6%, sólo por delante del 30% que se dejó Técnicas Reunidas, los dos ‘perros’ del parqué nacional. Sin embargo, en noviembre vive un espectacular ‘rally’ gracias a sus cuentas, a las previsiones de su gran competidor Vestas y al consejo de JP Morgan.

Siemens-Gamesa presentó el martes sus cuentas de su año fiscal 2018, su primer ejercicio tras su fusión, donde obtuvo un beneficio de 70 millones de euros, incluyendo los costes de reestructuración e integración de 176 millones. Las ventas del grupo con sede en Zamudio (Vizcaya) se redujeron un 17% hasta los 9.122 millones, en línea con las cifras que se manejaban con la fusión.

Desde la empresa que dirige Markus Tacke este margen está condicionado por una caída de precios de doble dígito en el negocio de aerogeneradores onshore (en tierra), parcialmente compensado por sinergias y productividad, así como un fuerte desempeño del área de servicios.

Gamesa sube un 20% en noviembre gracias a sus previsiones y al impulso de Vestas y JP Morgan

La compañía del Ibex 35 incrementó las ventas un 12% en su último trimestre, hasta los 2.619 millones de euros impulsadas por la recuperación del volumen en onshore y una elevada ejecución de proyectos offshore (aerogeneradores instalados mar adentro).

Desde la industrial hispanoalemana explican que las expectativas del año fiscal 2018 se han alcanzado "con éxito" (ventas de 9.000-9.600 millones), margen ebit del 7-8%, capital circulante entre -3% y 3% de las ventas e inversiones por valor de 500 millones, sentando las bases para un crecimiento rentable.

Lo que más le ha gustado al mercado es que prevé subir sus ventas el próximo ejercicio un 20%, ya que sitúa su objetivo entre los 10.000 millones y los 11.000 millones. Siemens Gamesa ha alcanzado una cartera de pedidos de 22.800 millones, un 10% en tasa interanual, lo que permite cubrir el 80% de las ventas comprometidas para el ejercicio fiscal 2019.

“De la conferencia destacaríamos dos aspectos, por un lado, la fortaleza de la cartera de pedidos, en la que señalaron la recuperación del mercado onshore en el cuarto trimestre. En este sentido, destacaron la recuperación de los mercados de EEUU e India, dos de los mayores mercados eólicos del mundo y también de los mayores para Siemens Gamesa, ya que suponen cerca del 10% del volumen cada uno”, explican desde Bankinter.

“Los volúmenes en India habían bajado consecuencia del cambio al sistema de subastas que paralizó la actividad comercial temporalmente y en EE.UU. la incertidumbre de la reforma fiscal, en ambos casos se redujo el nivel de proyectos en la primera mitad del 2018. La recuperación de volúmenes se ha notado con más efecto en el último trimestre”, añaden los analistas de la entidad.

Ángel Pérez, analista de Renta 4, comenta, por su parte, que esperaban la buena acogida del mercado de sus cuentas “tanto por el buen margen registrado como por las fuertes entradas de pedidos registradas que mejoran la visibilidad notablemente. No obstante, mantenemos cierta prudencia de cara al corto plazo por el impacto que pudiese tener el incremento de las tensiones comerciales y cómo esto afecta a su vez a los precios de la materias primas”.

Vestas mantiene sus previsiones para 2018

Otro de los motivos que han impulsado a Gamesa en el IBEX 35 han sido las cuentas de su otrora competidora Vestas. La directora financiera de la compañía danesa anticipó este miércoles un "nivel de actividad muy alto" para finales de 2018 y 2019. Vestas mantiene su proyección de 2018 sobre los ingresos en el rango entre 10.000 millones de euros y 10.500 millones de euros, y en el margen EBIT antes de partidas especiales del 9,5-10,5%.

Su beneficio en los primeros nueve meses del año se redujo un 23% en tasa interanual hasta los 464 millones. La caída en los beneficios se explica por la bajada del precio de los aerogeneradores el último año, señaló la fabricante de aerogeneradores, que también apuntó a los gastos de 40 millones derivados del cierre de su planta española en Villadangos del Páramo (León).

El banco de inversión JP Morgan mejoró este miércoles el precio objetivo de Siemens Gamesa desde los 10,5 euros a los 11 euros por acción, aunque mantiene su recomendación de infraponderar los títulos de la compañía. Los analistas de JP Morgan destacan los “pedidos onshore, el flujo de caja y la ejecución de su plan estratégico hasta 2020”. Entre los motivos de que mantengan su consejo de infraponderar destaca que los márgenes en 2019 se mantendrán estables respecto a los de este ejercicio.