El cierre en negativo de Wall Street no impide a la bolsa nipona cerrar en verde cuando parece que empieza a olvidarse ya de la muerte del dictador norcoreano Kim Jong-Il.

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró hoy con una subida de 40,36 puntos, el 0,48%, y quedó en 8.336,48 puntos.

El índice Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, ganó un 2,11 puntos, el 0,29%, hasta 718,49 enteros.