La bolsa de Tokio ha terminado la semana con subidas del 1,87% por lo que el lunes partirá de los 10.016 enteros. La debilidad del yen frente al dólar impuso las subidas entre los principales exportadores del país, que cerraron con abultadas subidas.