La Bolsa de Tokio alcanzó hoy su máximo en siete semanas, impulsado por el optimismo ante las perspectivas positivas sobre la recuperación de la economía nipona y por el descenso del yen frente al dólar. El selectivo Nikkei avanzó 86,31 puntos, el 0,81%, hasta clausurar la sesión en 10,751,26 puntos -su máximo desde el 21 de enero-, mientras que el Topix, que engloba a todos los valores de la Primera Sección, ganó 6 puntos, el 0,64%, y terminó en 936,38 enteros.