El índice Nikkei de la bolsa de Tokio ha cerrado la sesión con un recorte del 1,35% hasta los 17.137 puntos, debido a las crecientes preocupaciones derivadas de la crisis crediticia y que podrían afectar a los bancos asiáticos como el Mitsubishi UFJ Financial Group. Por su parte, el segundo indicador Topix ha cerrado sus puertas con un descenso del 1,9% hasta los 1.625 puntos.