El ministro argelino de Energía, Chakib Jelil,  ha advertido contra los "efectos negativos" de los anuncios de un próximo recorte de la producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), ya que podrían tener repercusiones nefastas en los precios del petróleo. Los países miembros del cártel se reunirán el próximo 15 de marzo en Viena para estudiar la evolución del mercado petrolero, y varios de ellos ya han defendido una nueva reducción de la producción para ayudar a mantener los precios.