El millón de puestos de trabajo que la crisis ha destruido en el sector de la construcción "ha desaparecido para siempre", dado que el sector debe reajustar su tamaño a la demanda sostenible y adecuarse al de otras economías desarrolladas, aseguró hoy el presidente y primer accionista de OHL, Juan Miguel Villar Mir. El empresario considera que está "quedando al descubierto" el "enorme exceso de capacidad" con que contaba la construcción residencial, lo que está "conduciendo a un fuerte ajuste en los niveles de actividad y empleo".