Las empresas de perfumería y cosmética reducirán sus ventas un 2% en 2009, hasta los 5.450 millones de euros, como consecuencia de la contracción del gasto de las familias, agravando la tendencia a la baja de las ventas iniciada en 2008, año en el que el mercado se contrajo un 1,1%, según el estudio Sectores de DBK 'Perfumería y Cosmética (Mercado Ibérico)' publicado hoy. Según este estudio, "la debilidad de las ventas, la intensa competencia y la presión de los grandes distribuidores" deterioran los márgenes de los operadores del sector, mientras que aumenta la importancia de las medidas de control de costes, así como las estrategias de lanzamiento de nuevas referencias en las gamas de mayor rentabilidad.