El sector del alquiler de coches o rent a car sufrió en 2008 una caída de la facturación del 15%, al cerrar el ejercicio con 1.100 millones de euros, 200 menos que los logrados en 2007, según datos de la asociación Feneval. Con este resultado, el sector abandonó la senda de crecimiento que había caracterizado a esta actividad en los últimos ejercicios económicos y para este ejercicio las previsiones de facturación apuntan a un descenso de un 25% en cifra de negocio, según los datos aportados por Miguel Angel Saavedra, portavoz de Feneval