La firma de lujo ha anunciado su intención de vender el 45% de la compañía de Gaultier y ya ha recibido “muestras de interés de potenciales compradores”.

La salida de Hermès del diseñador habría puesto punto y final a una relación iniciada en 1999 cuando Hermès compró el 35% de Jean-Paul Gaultier por 23 millones de dólares, una participación que elevaría más tarde hasta el 45%.

La compañía francesa, cuyo 20,2% está en manos del gigante LVMH, asegura haber recibido ya “muestras de interés de varios potenciales compradores", por lo que no debería tener demasiados problemas en deshacerse de su participación en la firma del modisto.