La Bolsa de Seúl ha cerrado con un fuerte descenso que le ha llevado a situarse por debajo de los 1.800 puntos tras la oleada de ventas por parte de inversores extranjeros e institucionales.El índice Kospi del mercado surcoreano cedió 34,58 puntos (1,91%) y terminó en las 1.774,38 unidades, mientras que el indicador de valores tecnológicos Kosdaq cayó 10,99 puntos (1,73%) para situarse en los 626,01 puntos. En medio de un ambiente de caídas en todos los sectores destacaron los retrocesos de los transportes y la maquinaria. Por su parte, el dólar estadounidense se depreció 6,80 unidades respecto a la divisa surcoreana, el won, y cerró la sesión en los 1.025,00 wones