El ISM manufacturero de EE.UU. se situó en los 60,8 puntos en enero.

Esto supone una mejora del indicador por encima de las expectativas (58 puntos esperados por el mercado).