De confirmarse este dato, supondría un aumento de tres décimas respecto al mes de enero.

La inflación anual del mes de febrero asciende hasta el 3,6%, según el indicador adelantado por el INE. Un aumento que es consecuencia de la subida de los precios de los carburantes y lubricantes, así como de la evolución en el coste de los alimentos y las bebidas no alcohólicas.