La evolución de los precios se mantiene bajo control en la economía francesa. En tasa interanual, el IPC ha registrado un incremento del 1,3 por ciento en el pasado mes de junio, una décima por debajo de lo previsto. En este mes la inflación ha experimentado un leve repunte del 0,1 por ciento respecto a mayo.