El índice de precios al consumo de Alemania aumentó en mayo un 0,6% mensual y un 3,0% en términos interanuales, impulsado por los precios energéticos. Las cifras están en línea con las estimaciones publicadas el mes pasado. En abril, la inflación final se ralentizó un 0,2% mensual y se aceleró un 2,4% anual. El IPC armonizado con la eurozona en Alemania aumentó un 0,7% con respecto a abril y avanzó un 3,1% comparado con mayo de 2007. La cifra fue revisada al alza con respecto al dato adelantado, que apostaba por una subida mensual del 0,6% e interanual del 3,0%.