La actividad manufacturera en el distrito del Banco de la Reserva Federal de Nueva York volvió a mejorar en marzo, aunque a un ritmo levemente inferior al de febrero. Por otra parte, los pedidos nuevos registraron un aumento pronunciado y, en lo que constituye una señal particularmente positiva, se observó una mejora considerable en los mercados laborales, según el informe del banco.  El índice general del banco sobre las condiciones de las empresas descendió a 22,86 en marzo, frente a la lectura de 24,91 de febrero.