Un movimiento sorpresa y un beneficio para los mercados. Según JP Morgan, la subida en el precio del dinero por parte del Banco Central de China es una buena oportunidad para buscar valores en el índice asiático.

Fue una decisión rotunda y que desde el primer momento tuvo sentimiento negativo. Mercados de acciones, como el europeo o estadounidense, cerraron con fuertes caídas por lo que supondría que China elevara tipos de interés por primera vez en siete años. Un incremento que “es más que simbólico para corregir la tasa negativa existente en China y controlar las expectativas crecientes de inflación”, según informa Jp Morgan en su último informe. Un movimiento que sugiere que los economistas vean una evidencia de crecimiento subyacente en China “que apoya nuestra opinión de que comenzará una fuerte recuperación desde aquí”.

Y lo que es bueno para la economía…también lo será para las bolsas. JP Morgan reconoce que “las acciones de China han tocado fondo,m por lo que podrían ofrecer una buena rentabilidad no sólo por la mejora económica sino también por el incremento de la liquidez”. La recomendación de la entidad pasa por comprar acciones que se beneficien de los sectores de mayor crecimiento “como consumo, bancos ,seguros, materias primas como el cemento y aquellos productos que tengan mayor demanda local que global”. Además sobreponderan sector servicios como educación, tecnología y equipos de telecomunicaciones mientras que en terreno negativo “sector infraestructuras, telecos y utilities son algunos de los que tenemos infravalorados”.